lunes, 3 de noviembre de 2008

Ciudades españolas ceden suelo público para locales de mormones y testigos de Jehová



Recientemente la ciudad de Sevilla ha sido la protagonista de una polémica municipal sobre la cesión o no de parcelas de suelo público para el uso cultual de diversas confesiones religiosas registradas como tales en España, sobre todo a raíz de la oposición vecinal a la construcción de una mezquita.

Templo mormón, ya sin polémica.

En pleno Polígono Norte, frente al Hospital de San Jerónimo y con vistas a la S-30 se erige la nueva capilla de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (IJSUD). Según explica la edición sevillana del diario ABC, cada día, el edificio va tomando forma, convirtiéndose en una mastodóntica «catedral» que llama la atención de vehículos y peatones que transitan a diario por la zona.

En 2004, cuando, tras tres años de negociaciones, la comunidad de mormones acordó con el Ayuntamiento de la capital hispalense el intercambio de un local propiedad de la Iglesia en la calle Santo Domingo de la Calzada por este solar de 2.200 metros cuadrados, los vecinos de la zona se mostraron disconformes. La Asociación de Vecinos La Primera del Polígono Norte, cuyo presidente entonces era Ramón Rojas, advirtió en aquellos momentos la «escasez» de equipamientos que tiene el barrio de la capital hispalense, a la vez que puso de manifiesto que «esta parcela estaba dedicada a zonas verdes y Suelos de Interés Público y Social». Además, indicó que no había justificaciones para poner en un barrio sin equipamientos una iglesia mormona.

Sin embargo, tras varias reuniones de los miembros de la secta con la vecindad llegaron al acuerdo de que la capilla, abierta al público, acogería actividades vecinales siempre y cuando cumplieran los dictámenes de esta comunidad religiosa. El presidente de la Estaca de Sevilla, José Luís Blanco, explicó a ABC que, a diferencia de la mezquita que se quiere construir en Los Bermejales y que es objeto de polémica, los «descontentos» están solucionados y la capilla «representará un espacio público en el que los vecinos podrán participar de las actividades culturales».

Los 2.212 metros cuadrados del solar serán ocupados, al completo, por la nueva capilla, similar, según anunció Blanco, a la que la IJSUD tiene en el barrio madrileño de Moratalaz, y única, en lo que a sus dimensiones se refiere, en Andalucía. El edificio, que estará listo para la próxima primavera, contará con dos plantas de aulas para jóvenes y niños, una sala sacramental en la que los miembros de esta comunidad religiosa se reúnen los domingos para tomar la Santa Cena, un salón cultural, que contará con un escenario y una cancha de baloncesto con espacio suficiente para desarrollar diversas actividades deportivas.

De otro lado, Blanco destacó que la IJSUD realiza actividades en servicio de la comunidad como son la reforestación de árboles, limpieza de zonas ajardinadas, campañas de donación de sangre e incluso impartir clases. Una serie de actividades que, una vez finalicen las obras de San Jerónimo, se centrarán también en partes aledañas a esta zona, uno de los barrios de la ciudad, junto al Polígono Sur, más necesitado socialmente dado su alto grado de analfabetismo. Así, la secta quiso hacer hincapié en que «siempre que haya concordia y sea en beneficio de la comunidad» las puertas de la capilla estarán abiertas a los vecinos y las instalaciones se podrán utilizar para actividades sociales.

La capilla cuyo propósito, según Blanco, es «aunar y ayudar a los miembros» será además un modo de «vincular» a las diferentes unidades mormonas de la ciudad que hasta el momento se encuentran repartidas entre Montesión y Santo Domingo de la Calzada. Por otra parte, el lugar en el que se encuentra ubicada y sus considerables dimensiones responden a un interés por darse a conocer a la sociedad y «facilitar las labores de los misioneros que recorren las calles mostrando el mensaje de la Iglesia». Ya que, hasta ahora, estas capillas habían sido pequeños locales que apenas sí podían ser reconocidos desde el exterior.

Al igual que la mezquita de Bermejales, la capilla mormona del Polígono Norte contó con oposición vecinal en 2004. En este caso, el edificio salió adelante y está prevista su inauguración en primavera con el beneplácito de los vecinos.

La IJSUD comenzó su andadura en 1819, cuando Joseph Smith, un joven de 14 años de Nueva York, tuvo la visión de un ángel que le conminó a ser justo y honrado. Cuenta con casi 12 millones de miembros en todo el mundo y unos 800 en Sevilla, donde hay tres grupos en la capital y otros tantos en el área metropolitana. Unos 60.000 misioneros de entre 19 y 21 años de edad predican por dos años, siendo enviados a la ciudad que más déficit tenga de su mensaje: es por ello que es frecuente ver a muchos de ellos, en su mayoría extranjeros, por las calles de Sevilla.

Otras cesiones en Sevilla.

Según el mismo diario, desde 1999, año del primer gobierno presido por Sánchez Monteseirín, y hasta 2007, el Ayuntamiento de Sevilla ha adjudicado doce derechos de superficie sobre terrenos de propiedad municipal y calificados como de interés público y social para entidades religiosas, de los cuales siete se hicieron por adjudicación directa, el modelo elegido en 2004 para ceder a la Comunidad Islámica de España la parcela de Los Bermejales.

Este modelo de cesión directa, ahora descartado por el Ayuntamiento tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, permitió destinar casi 20.000 metros cuadrados de terreno público (19.748 metros cuadrados) para este tipo de dotaciones religiosas. De los siete convenios, el acordado en 2004 con la Comunidad Islámica de España era el que otorgaba la mayor bolsa de suelo con 6.000 metros cuadrados. Los promotores proyectaron una mezquita con sala de oración de 600 metros cuadrados dotada de biblioteca, patios, jardines y un minarete de 40 metros de altura que, a juicio de los promotores, hiciera de este complejo religioso un referente para el credo musulmán en el sur de Europa.

El modelo de cesión directa seguido en siete ocasiones ha beneficiado a distintas confesiones religiosas, con independencia de su representatividad en la sociedad sevillana. Así, de los siete terrenos otorgados directamente a entidades religiosas sólo dos tienen como beneficiarias a entidades de la Iglesia católica.

Los otros proyectos beneficiados con cesiones directas de suelo municipal correspondieron a la Iglesia Evangélica Filadelfia, que recibió el derecho de superficie de una parcela de 1.680 metros cuadrados; La Iglesia Cristiana Horeb, que recibió 1.960 metros cuadrados de suelo. También recibió suelo municipal por adjudicación directa la IJSUD (mormones), concretamente 2.212 metros cuadrados en la avenida del Doctor Fedriani, donde la entidad ya ha edificado. Por el mismo procedimiento se otorgó una parcela de 1.260 metros cuadrados a la Comunidad Cristiana Getsemaní, además de la aludida y después desestimada de la Comunidad Islámica de España.

En el mismo periodo de tiempo el Ayuntamiento ha otorgado cinco parcelas de suelo municipal mediante concurso público. Con este procedimiento fue otorgado derecho de superficie de 1.635 metros cuadrados en Alcosa a la Unión de Iglesias Cristianas Adventistas del Séptimo Día, y 1.717 metros cuadrados en el sector Cross-San Jerónimo a la Iglesia Cristiana Evangélica Manantial de Vida.

La Iglesia Cristiana Horeb fue de nuevo beneficiaria de una cesión de suelo, 1.635 metros cuadrados, en este caso por concurso, en Alcosa y los Testigos Cristianos de Jehová recibieron 1.631 metros cuadrados por concurso en el sector de San Jerónimo. Sólo un procedimiento por concurso público fue otorgado a la Iglesia católica. Se trata de una cesión de uso de 385 metros cuadrados para la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles y Santa Ángela de la Cruz.

El delegado de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, explicó la fórmula por la que un suelo público podría albergar un local privado, tal como aparece en El Correo de Andalucía: “Hay muy poco suelo de ese tipo, pero sí puede estar abierto a cualquier templo. Hay que pasar por un concurso público. Tendríamos que decir, por ejemplo, que hace falta un templo en una zona, pero no apuntar de qué confesión”. Pero las opciones de estas características son muy limitadas. Gómez de Celis esbozó la otra opción: “La posibilidad es que compren suelo privado, como cualquiera, un proceso en el que nosotros no entraríamos. Sería un acuerdo entre dos privados. El Plan General de Ordenación Urbanística dedica un alto porcentaje de suelo a dotaciones públicas, alrededor de un 30% de los terrenos”.

Testigos de Jehová en Valladolid.

Por otra parte, en una reunión de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid (Castilla y León) se concedió licencia para la edificación de un edificio destinado a uso religioso en la calle Ignacio Serrano, parcela 38 de Covaresa. Se trata de un templo de los Testigos de Jehová, según apunta el diario local El Norte de Castilla. Los “Salones del Reino” son los lugares de reunión de esta secta.

Fuente: Info-RIES nº 104 (30/10/08).