domingo, 19 de abril de 2009

Proponen que La Plata sea la primera ciudad argentina en combatir la manipulación sectaria


El argentino Alfredo Silletta, periodista especializado en el fenómeno de las sectas, se ha postulado hace unos días como candidato político para la ciudad de La Plata, donde reside. Y, en concreto, plantea que esta localidad sea la “primera ciudad en Argentina en combatir la manipulación sectaria”. A continuación reproducimos lo que ha publicado en su blog.

Proyecto ante el fenómeno sectario

Hace unos días presente una Carta Abierta a los Platenses en Facebook y en este Blog. Allí plantee la posibilidad de participar y comprometerme en la política pública de la ciudad. Plantee dejar por un tiempo mi profesión de periodista para trabajar con algunos temas que me preocupan como es el accionar de sectas y grupos de manipulación psicológica en la ciudad. Aquí les presento mi primer proyecto para que debatamos entre todos.

PROYECTO DE ORDENANZA

1.- Crear una Comisión Especial de Investigación y Estudio del fenómeno sectario en el Concejo Deliberante de la ciudad, considerando la actitud que suscitan entre los ciudadanos y sus familias las actividades de ciertas organizaciones designadas como ‘nuevos movimientos religiosos’, sectas o grupos de manipulación psicológica, en la medida que atentan hacia los derechos humanos y comprometen la situación social de las personas afectadas.

2.- La Comisión Especial tendrá una duración de un año y la integraran concejales de las distintas bancadas y se invitara a participar a los Colegios de Psicólogos y Sociólogos de la provincia de Buenos Aires con sede en La Plata. También se pedirá la colaboración de figuras reconocidas en el ambiente académico dedicado a la investigación de la manipulación sectaria.

3.- La Comisión Especial tendrá que estudiar, hasta donde la ley lo permite, el control de legalidad y la vigilancia de la aplicación fraudulenta de los estatutos de las entidades que soliciten su inscripción en los registros públicos de entidades religiosas, culturales, rehabilitadores-terapéuticas y análogas.

Al finalizar el trabajo de la Comisión Especial deberá crear, si así lo considerara los miembros del Concejo Deliberante, una Dirección específica en el Municipio que se encargará:

a) Realizar campañas de información y prevención en establecimientos escolares y ámbitos de la salud pública.

b) Realizar campañas ante la opinión pública a través de los medios de comunicación social.

c) Promover la discusión interdisciplinaria de profesionales (abogados, psiquiatras, psicólogos, médicos, sociólogos, antropólogos y asistentes sociales) sobre el funcionamiento de los grupos sectarios en la medida que afectan los derechos personales y sociales y potencializan los trastornos de la personalidad.

d) Brindar apoyo profesional a los ex adeptos que abandonen un grupo sectario para lograr su reinserción social.

e) Esta Dirección deberá realizar controles estatutarios de objetivos y actividades en todas las entidades y/o instituciones que soliciten su inscripción como de bien público en el Municipio.

FUNDAMENTOS

El debate sobre los grupos sectarios ha sido conflictivo en otros países y, obviamente, también lo es en el nuestro. El problema no surge por sus doctrinas o creencias, por más extrañas que sean. Nadie tiene el derecho a cuestionar las ideas en que se fundan los nuevos grupos, sino su conflictividad con la sociedad, ya que muchos de estos grupos no respetan y violan sistemáticamente los derechos humanos de las personas, utilizando para ellos técnicas manipulativas y no éticas en sus adeptos.

Los grupos sectarios y sus defensores plantean que este es un tema de ‘libertad religiosa’, que la gente tiene derecho a creer en lo que desee y que el Estado no debe interferir en las creencias de las personas por más ‘extrañas que sean’. Otros sectores de la sociedad, especialmente aquellos que defendemos los derechos humanos, creemos que se debe actuar en defensa de la integridad de cada individuo. La mayoría de los Estados europeos, la Corte Suprema de los Estados Unidos y muchos países en Asia y América Latina han comenzado a intervenir y a legislar en las últimas décadas. Repasemos algunas propuestas:

Alemania (1980). La ministro de la Juventud, la Familia y la Salud, Anthe Huber, presentó un informe sobre Sectas y Juventud al parlamento alemán. Recordemos algunos párrafos: “Para el Estado surge la cuestión de saber en qué medida, y respetando los derechos fundamentales, se puede impedir que el individuo sea, bajo el pretexto de libros religiosos, victimas de daños psíquicos o materiales. Es preciso examinar antes que nada en qué medida ciertas actitudes de las sectas de jóvenes violan las disposiciones legales existentes…El Gobierno Federal se ha dado cuenta de que el arsenal jurídico actual ofrece ya una serie de posibilidades para tomar medidas sobre el asunto. Es posible según los casos:

-Prohibir la utilización de la vía pública para las actividades comerciales y las cuestaciones;
-Tomar medidas fiscales, por ejemplo en el dominio de la utilizada pública;
-Negar el derecho a donativos (por ejemplo en razón de error, estafa o amenaza);
-Verificar las promesas de los reclutadores de las sectas bajo el aspecto de estafa;
-Hacer vale la nulidad de un contrato de sucesión de un tercero aun vivo;
-Iniciar persecuciones penales por retención de un niño, rapto (con o sin consentimiento de la persona raptada), privación de la libertad, apremio, herida corporal, delitos penales contra la autodeterminación sexual (en particular se favorece la prostitución, la trata de blancas y el proxenetismo) o bien por estafa y constitución de asociaciones criminales”.

Parlamento Europeo (1984). El 22 de mayo se aprobó una extensa resolución para controlar y prevenir el accionar de las sectas. Allí se reafirmo la libertad de opinión y religión y que este ‘no era un problema de creencias religiosas sino los métodos de reclutamiento de los nuevos miembros’. En el informe se destacaron una serie de medidas que iban desde el pago de impuestos, el obligarlos a la protección social de sus miembros, que no puedan integrarse menores de edad y el derecho a abandonar libremente el movimiento.

A partir de la resolución de 1984, los gobiernos europeos comenzaron a estudiar el fenómeno y se formaron comisiones parlamentarias investigadoras en España, Bélgica, Gran Bretaña, Países Bajos, Austria y Alemania. Por su parte, el Consejo de Europa elaboro una serie de trabajos y recomendaciones entre 1987 y 1996 sobre libertad religiosa y control de aquellos grupos que violaran los derechos humanos. En general se planteo que no era necesario crear una ley especial sobre sectas sino que había que adecuar las leyes que había en cada país. En 1996, luego de los suicidios masivos de la Orden del Templo Solar, se produjo un gran debate parlamentario en Europa y finalmente se creó un Observatorio Interministerial sobre Sectas en varios países.

Francia (2001). Siguiendo las recomendaciones del Parlamento Europeo se conformó en 1998 una Misión Interministerial de lucha contra las Sectas (MILS). La misma se encargo de elaborar una serie de propuestas que presentó en el parlamento francés, donde por primera vez se hablo de ‘manipulación mental’. En junio del 2001, tras un largo debate, el Parlamento Francés aprobó la ley About-Picard, que llevaba la firma de los legisladores Nicolás About y Catherine Picard. Fue una ley revolucionaria donde por primera vez se dejaba sentado una serie de conceptos para combatir el accionar de las sectas. El informe responsabilizaba con sanciones prefijadas en el código penal a las personas y a los grupos sectarios involucrados en posibles actividades inconstitucionales.

La ley tendió a reforzar la prevención y la represión de los movimientos sectarios que vulneraran los derechos humanos y las libertades. Se creó el delito de manipulación mental que quedo redactado como: “el hecho de abusar fraudulosamente del estado de ignorancia o de la situación de debilidad de una persona en estado de sujeción psicológica o física, que resulta del ejercicio de presiones graves o reiteradas o bien de técnicas encaminadas a alterar su juicio para llevar dicha persona a cometer un acto o una abstención que le son gravemente perjudiciales”.

En Argentina

Desde que se recupero la democracia en nuestro país en 1983 hubo una serie de proyectos legislativos para estudiar y analizar el fenómeno sectario. Por distintos motivos estos proyectos nunca fueron aprobados. En 1993, la diputada Diana Gutiérrez, de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires presentó un proyecto para crear una Comisión Especial para el Estudio de los Movimientos Religiosos o Seudoreligiosos libres denominados Sectas que sí fue aprobado. La Comisión comenzó a funcionar en diciembre de 1993 y fue integrada por miembros de todas las bancadas políticas. Durante más de año se realizó una ardua investigación que contó con entrevistas a dirigentes religiosos, especialistas en la temática, más la primera Encuesta Exploratoria sobre Creencias y Sectas a cargo de la consultora Marketing y Planeamiento del licenciado Hugo Haime. El extenso informe de la comisión fue aprobado por unanimidad en diciembre de 1995. Lamentablemente el Ejecutivo provincial nunca reglamento las conclusiones.

Quienes investigamos este tema sabemos que la ciudad de La Plata, por la gran cantidad de jóvenes que vienen a estudiar a la Universidad, es una ciudad de alto riesgo para la manipulación de ciudadanos por parte de los grupos sectarios.

La intención de esta ordenanza es crear durante un año una Comisión Especial de Estudio e Investigación dentro del Concejo Deliberante para analizar la manipulación sectaria en la ciudad y la región. Es fundamental que se solicite la colaboración de los distintos colegios de la ciudad (Abogados, Psicólogos, Sociólogos, etc.) y de los especialistas que trabajan en el país. A partir de allí, con las conclusiones finalizadas, si son aprobadas en el recinto, crear dentro del ámbito municipal una Oficina de Prevención y Ayuda del fenómeno sectario.
Creemos que la concientización y preparación para enfrentar los peligros del fenómeno sectario serán mucho más efectivas que la creación de nuevas normas legales.

Las leyes vigentes son suficientes, pero debe intensificarse la prevención y el control, sin perder nunca de vista el respeto a la libertad de conciencia y de profesar libremente el culto elegido, reiterar que lo cuestionable de las sectas no son los dogmas o creencias sino los métodos que utilizan para captar adeptos y el trato que se les otorga. Que La Plata se convierta en la primera ciudad en combatir la manipulación sectaria.

Fuente: Info-RIES nº 128 (13/04/09).

2 comentarios:

Carlos kanet dijo...

muy interesante el articulo. agradecemos su experiencia y respetamos sus puntos de vista.
publicamos una blogonovela de ficcion sobre este tema:
visitenos por favor

http://mentesencadenadas.blogspot.com/

ayudenos con sus criterios a caracterizar los personajes

gracias

carlos

Maria Lujan dijo...

necesitaria conectarme con alfredo silleta, me interesa el tema y tengo informacion y materaial, un miembro de mi familia entro en una secta.