viernes, 1 de mayo de 2009

El Gobierno de Honduras suspende las actividades de Creciendo en Gracia


La Secretaría de Gobernación y Justicia de Honduras (SGJ), pidió al Ministerio Público el pasado 23 de abril proceder a suspender las actividades de Creciendo en Gracia por considerarla una "asociación ilícita" que opera en este país.

Según explica el diario La Prensa, el director de la Unidad de Registro y Seguimiento de las Asociaciones Civiles, Ramón Izaguirre Discua y el secretario de Gobernación y Justicia, Mario de Jesús Chinchilla, presentaron una acción legal porque desde el 29 de agosto del 2007 fue denegada la solicitud de personalidad jurídica al ministerio.

En un comunicado de la SGJ señala: "la secta no está legalizada para funcionar legalmente en el país". Según las autoridades hondureños ya se había notificado a los representantes el 23 de marzo de este año la suspensión de sus actividades y el 21 de abril se realizó una investigación para verificar sus estados de cuenta e informes, pero sus líderes no han atacado las resoluciones del Gobierno de Honduras.

El ministerio internacional con sede en Miami, Florida, EE.UU., es liderado por el puertorriqueño autodenominado "Jesucristo hombre", José Luis De Jesús Miranda, quien en más de dos ocasiones a intentado ingresar al territorio hondureño, pero las autoridades gubernamentales lo han restringido. "La secta religiosa Creciendo en Gracia mejor conocida con el numero 666 no tiene autorización legal para operar en el país porque su permiso fue denegado por lo tanto se convierte en una asociación ilícita". Las autoridades solicitan a la fiscalía hondureña que actué conforme a derecho.

Importancia del trabajo de la prensa

La Secretaría de Gobernación y Justicia, en respuesta a los reportajes investigativos de La Tribuna, que alertaron a la población hondureña sobre la presencia ilegal de la secta “Creciendo en Gracia”, emitió una nota al Ministerio Público (MP) en la que solicitó que actúe de oficio para que de inmediato expulse a sus miembros del país, en vista de que se comprobó que continúan realizando la construcción de un templo; sin contar con la personería jurídica. Así lo cuenta el mismo diario.

La organización del supuesto pastor puertorriqueño, Miranda, continúa captando seguidores en el país y engordando el “rebaño del mal”, por lo que las autoridades agilizaron las investigaciones hasta corroborar las denuncias. Se conoció que luego de las publicaciones de La Tribuna, la secta “Creciendo en Gracia”, agilizó los trámites para comprar iglesias con todo y “ovejas”. La determinación de Gobernación y Justicia se dio en base a que se comprobó que las enseñanzas de sus seguidores son de carácter diabólico y no van acordes con los principios cristianos de los hondureños, además de conocer las estafas hechas a sus propios seguidores.

La organización hereje considera que el puertorriqueño José Luis de Jesús Miranda es Dios, a quien identifican con el número de la Bestia: 666. Sus seguidores rechazan la existencia del diablo y la veracidad de los evangelios de la Biblia, excepto el libro de Pablo, que según Miranda, profetiza su llegada y la de su ministerio para ejercer el gobierno de Dios en la Tierra. Anteriormente la Secretaría de Gobernación había emitido un comunicado en el que se indicaba haber solicitado al Comisionado Departamental de la Policía Preventiva de Francisco Morazán que instruyera a los agentes de los municipios de este departamento impedir que se continuara con la distribución de folletos de la secta del 666 y el adoctrinamiento de ciudadanos, por carecer de personería jurídica.

En respuesta a la serie de reportajes publicados por La Tribuna, sobre la secta del 666 “Creciendo en Gracia”, las autoridades determinaron prohibir su operación en el país y ahora el Ministerio Público puede proceder judicialmente para clausurar cualquiera de sus sedes en el país. Asimismo se programó el decomiso del material diabólico que suelen distribuir los miembros de la iglesia del “Anticristo”, el cual a partir de la fecha será destruido, medidas que se tomarán de conformidad con el artículo 49 de la Ley de Policía, para mantener el orden público.

De acuerdo con las autoridades, “Creciendo en Gracia” ha generado confrontación entre los hondureños y hasta la fecha son numerosas las denuncias contra este grupo, cuyos líderes se están lucrando de los incautos, haciendo de la fe un negocio redondo. Actualmente, la secta posee 20 sedes en Honduras, de las cuales siete están ubicadas en distintas comunidades de Comayagua, cuatro en Danlí y El Paraíso, dos en Atlántida, dos en Cortés y el resto en Tegucigalpa, Sabanagrande, Choluteca, Valle y San Pedro Sula.

Desde hace 15 años, la secta del puertorriqueño José Luis Miranda, autodenominado “Jesucristo hombre”, se había ido expandiendo por todo el territorio, infiltrándose en las iglesias evangélicas y hasta repartiendo panfletos que exaltan el número de la Bestia adentro de los templos de la Iglesia Católica.

Fuente: Info-RIES nº 130 (30/04/09).