domingo, 25 de enero de 2009

La Iglesia de la Cienciología pretende extenderse en Colombia


Si el famoso actor estadounidense Tom Cruise se diera unas vacaciones por la ciudad colombiana de Medellín, no dudaría en llegar al inmueble de dos pisos y balcón con materas colgantes, en el tradicional barrio Laureles, según explica el diario El Tiempo.

¿La razón? Allí, desde hace cuatro años, funciona un templo de la Cienciología, una creencia que se define a sí misma como una "religión en su sentido más amplio, ya que ayuda a llevar al hombre hacia la libertad total y la verdad". Cruise ha sido su abanderado ante el mundo.

"Y eso es lo que enseñamos", asegura Jairo Alonso Ramírez, un ingeniero electrónico de la Universidad Pontificia Bolivariana, quien abandonó un cómodo puesto oficial en Empresas Públicas de Medellín (EPM) para convertirse en el líder del templo. Mientras se sienta en su oficina llena de diplomas de la iglesia de la Cienciología y los libros de L. Ron Hubbard, el creador de este sistema de creencias en 1952, Ramírez explica que todo está enfocado a superar la llamada 'mente reactiva'.

"Es la que nos genera obstáculos", dice, mientras señala el libro Dianética: la ciencia moderna de la salud mental (1951), de Hubbard, y que es considerado como la 'biblia' de esta creencia. Ramírez llegó a ser el líder de este templo en Medellín gracias a un hermano que le mostró el libro de Hubbard como la respuesta a las preguntas de la vida.

"La clave es el autodeterminismo, el que sea uno quien decide la vida", insiste. En el templo se ofrecen cursos como el manejo de los niños, las relaciones de pareja, el matrimonio y el estrés. En total, unas 300 personas se reúnen en jornadas de dos a siete horas diarias para tratar diferentes temas, las cuales tienen un costo de 120.000 pesos cada una. En el país se calcula que unas 40.000 personas son adeptas, principalmente en Bogotá (sede principal), Cali y Medellín.

Sin embargo, Ramírez es consciente de las críticas que le llueven en el mundo a esta creencia. "Una perversión cuyas prácticas constituyen peligrosa amenaza médica, moral y social para la comunidad", según un magistrado australiano. Incluso, un juez de Estados Unidos la calificó como una "vasta empresa destinada a extraer el máximo dinero a sus adeptos".

El carácter de religiosidad que encierra la Cienciología le ha valido numerosas condenas en estrados judiciales y hasta arrestos a varios de sus adeptos. En total, la creencia cuenta con 500.000 páginas de escritos, 6.500 cintas y 42 películas formativas. "Acá tenemos libertad. Es un entrenamiento de cómo manejar la vida y a mí me ha funcionado", asegura Mónica Varela, una estudiante de derecho de la Bolivariana. Ramírez espera ampliar el templo de la Cienciología en Medellín a otras sedes en la ciudad e incluso a algunos municipios antioqueños.

Fuente: Info-RIES nº 115 (19/01/09).

1 comentario:

Juliana dijo...

Lo interesante es que las personas citadas en Medellin son de la universidad Bolivariana, una universidad Pontificia UPB, es decir, Catolica y con fondos de la Santa Sede.

Por que no pueden captar practicantes en otro lugar, no en el ambito Catolico?