sábado, 14 de enero de 2012

"Dios me libre": Una película sobre las sectas de predicadores pseudo-cristianos


Esta es una película chilena, de finales del pasado año. Película modesta que arrancó con 25 copias y con un tema, aunque muy corriente en latinoamérica sobre todo, (también en África, y en otros lugares del planeta; ver los programas de radio recientemente emitidos en radio María de España, aquí, y aquí), poco tratado en el cine por lo general.

Está dirigida por Martín Duplaquet, con guión de Juan José Hurtado. Les ofrecemos la sinopsis de la página de crítica de cine FilmAffinity, donde también podrán ver la ficha técnica: 

"Comedia satírica sobre dos primos que se unen para formar una secta religiosa y aprovecharse de los incautos. Lenin, productor audiovisual y narcotraficante, aporta su fortuna mal habida para blanquearla financiando un programa de TV. Jonás, aspirante a pastor, será el rostro del programa y líder de la secta. El éxito, el dinero y los excesos determinan la meteórica carrera de la Iglesia Transprofética. (FILMAFFINITY)"

No es una obra maestra del cine, no esperen ver cine de culto, ni cine alternativo o de cinéfilos. Es cine de chistes fáciles, previsibles, y con el fin de parodiar lo que está de fondo en el surgir de las sectas de predicadores que haciéndose pasar por profetas, enviados de Dios, pecadores arrepentidos, y voceros del Cielo, sólo pretender sacarle la plata a la gente, y cuanta más gente mejor. Es una película sencilla, sin pretensiones, y quizás el mejor modo para mostrar a mucha gente del amplio público la verdad de este tipo de sectas que tanto daño están causando a amplios sectores de la población. No sólo en Chile. 

TRAILER DEL FILM:

Y para finalizar, les dejamos el trailer de la película (alguna escena tiene chicas en lencería, ya avisamos.)

 

Fuente: FilmAffinity

1 comentario:

Rob dijo...

Con la ayuda del Espíritu Santo que vive en nosotros, cuida de la buena doctrina que Dios te ha confiado.o
http://www.diostube.com/videos/1523/secta-creciendo-en-gracia-o-cayendo-en-desgracia-1-de-2