miércoles, 14 de agosto de 2013

Aseguran que ha muerto José Luis de Jesús Miranda, fundador de Creciendo en Gracia

José Luis de Jesús Miranda, fundador y líder de la secta de origen cristiano Creciendo en Gracia, murió la semana pasada, exactamente el jueves 8 de agosto a las 3 de la tarde, en el Hospital Metodista de Sugar Land en Texas (EE.UU.), donde su esposa estuvo con él en todo momento, según información del programa “Dando Candela” de Telemundo Puerto Rico. Lo ha revelado el medio digital Acontecer Cristiano, de donde tomamos estas primeras informaciones.

Representantes de la secta Creciendo en Gracia aún no han confirmado ni desmentido la información. Sin embargo, un miembro del grupo ha dicho que no es cierto y que Miranda se encuentra en su casa y está bien, pero fuentes confiables señalan que Miranda murió a causa de complicaciones con una cirrosis hepática que venía sufriendo hacia muchos años.

La última aparición de José Luis de Jesús Miranda fue el día de su cumpleaños en un vídeo (ver abajo), donde apareció flaco y demacrado, pidiendo a sus seguidores estar preparados para la “gran transformación”, un suceso que según Miranda se convertiría en un ser inmortal junto a sus seguidores, asegurando que hasta podrían atravesar paredes.


Miranda nació en la ciudad de Ponce (Puerto Rico) en 1946, y dijo que su “conversión” se produjo en 1973 mientras vivía en Massachusetts. Dice que vio a dos ángeles que descendían hacia él y, de repente, “se manifestó el cuerpo de Cristo en José Luis de Jesús Miranda”. Desde entonces, José Luis empezó a llamarse a sí mismo “Jesucristo hombre” y “Anticristo”. Fundó la iglesia Creciendo en Gracia en 1986. La secta dice que tiene seguidores en 35 países diferentes, programas en 287 estaciones de radio y un canal de televisión que transmite en español las 24 horas del día.

Mientras tanto, en la web Secretos de impacto, Pablo Padula explica que la ex-esposa del líder sectario, Josefina Torres, informó de que fuentes muy confiables dentro de esa congregación con base en Bogotá, Colombia, le confirmaron que Miranda murió a causa de complicaciones con una cirrosis hepática que venia sufriendo hacia muchos años. Torres, en comunicación telefónica, dijo a Padula que había visto a Miranda en varias ocasiones vomitar sangre a causa de esta dolencia, originada por el excesivo consumo de alcohol a lo largo de su vida.

Enfermedad y desaparición pública

En el video mencionado Miranda aparecía extremadamente demacrado junto a su pareja actual y a la hija de ella. Su apariencia frágil y su delgada figura dieron a entender que se encontraba enfermo y también explicaron su desaparición publica durante tantos meses. Pero también tenia otra razón para ocultarse.

En 2012, Miranda, quién decía ser la reencarnación de Jesucristo hombre en la tierra, había anunciado que se transformaría en un ser indestructible e inmortal y que los miembros de su secta podrían atravesar paredes y tocar el fuego sin quemarse. Pasada la fecha, el 30 de Junio, nada se supo de Miranda o sus seguidores hasta el pasado mes de abril, cuando se publicó su vídeo en YouTube.

Con una voz débil y muy diferente al hombre que había anunciado semejante predicción meses atrás, Miranda nunca habló de su transformación, aunque sí era evidente que en vez de volverse inmortal lo que mostraba era que su salud estaba muy deteriorada. Según Josefina Torres, en estos momentos todos los “obispos” de Creciendo en Gracia están reunidos en Miami para analizar el camino a tomar a partir del fallecimiento de su líder y preparar el anuncio de su muerte de manera tal que no se espanten sus seguidores, calculados en miles en varios países.

La secta reporta que son millones en 35 países, pero nunca se ha podido verificar esa cifra. Muchos de ellos se han tatuado los números 666 en su cuerpo, el número, según Miranda, del Anticristo, no del diablo. Su doctrina dice que ése es, en realidad, el número del hombre, que representa el regreso a la tierra de Jesucristo. Esta idea ha enfurecido a muchos estudiosos de la Biblia, quienes siempre consideraron a Miranda como un hereje, un simple charlatán.

Su congregación celebra la Navidad el 22 de abril, día en que cumple años Miranda, en vez de la fecha tradicional. Está de más decir que es incierto el futuro de esta secta tras la partida de Miranda, pero conociendo la historia de los hombres que están con él y de las personas que lo siguen, y de la cantidad enorme de dinero que se maneja a través de donaciones y otros negocios, es probable que encuentren la forma de decir que Miranda ahora está en el cielo con su Padre, y que en cualquier momento les envía un vídeo, señala Padula.