viernes, 4 de enero de 2013

La Fiscalía de Bélgica acusa a Cienciología de ser una "organización criminal"

La Fiscalía federal de Bélgica decidió hacer comparecer ante la Justicia a varios dirigentes belgas de la Iglesia de Cienciología por sospechar, tras seis años de investigaciones, que esta última constituye una “organización criminal”, indicó el 28 de diciembre la prensa belga. La agencia AFP no logró contactar con portavoces de la Fiscalía ni de la Iglesia de Cienciología para confirmar la información.

Según los periódicos, la organización y dos de sus dirigentes habrán de ser interrogados sobre posibles infracciones a la ley sobre la protección de la vida privada. La Cienciología asegura tener 10 millones de miembros en más de 150 países y fue condenada en 2012 en Francia por estafa. La Corte de Apelaciones de París confirmó en febrero pasado la condena a las dos principales estructuras francesas de la Iglesia de Cienciología a una multa de 600.000 euros por “estafa en banda organizada”.

Por otra parte, cinco miembros de la organización fueron condenados en apelación a penas que van de 10.000 euros de multa a dos años de prisión con suspensión de pena y 30.000 euros de multa. La Justicia francesa los acusó de haber aprovechado la vulnerabilidad de ex-adeptos para obtener de ellos importantes sumas de dinero.

Calificada de secta por varios informes parlamentarios franceses, el movimiento fundado en 1954 por el escritor estadounidense de ciencia ficción Ron Hubbard está considerado como una religión en Estados Unidos y algunos países europeos.

La agencia Efe amplía la información al señalar que según informaron los diarios L’Echo y De Tijd, la rama belga de la organización estadounidense también es sospechosa de fraude, extorsión, práctica ilegal de la medicina y de violaciones de la ley sobre la protección de la privacidad, aseguran los periódicos. En Bélgica se abrió en 1997 una primera investigación sobre las actividades de la Iglesia de la Cienciología, que llegó al país en 1974 y que tiene instalada en Bruselas su sede europea.

El caso, sin embargo, lleva años sin avanzar en un tribunal de la capital, a pesar de que en la última década se han repetido las investigaciones alrededor de la organización. La nueva investigación se centra, según L’Echo y De Tijd, en las prácticas internas de la secta y arrancó con una demanda presentada ante los servicios de Empleo de Bruselas por contratos de trabajo entre la organización y voluntarios y miembros.

En RT leemos que unas 500 personas pertenecen a la Iglesia de la Cienciología de Bélgica. Allí, en Bruselas, muy cerca de los organismos de la Unión Europea, tiene su sede la oficina europea para “asuntos públicos y derechos humanos", con una activa organización que ofrece cursos y exposiciones.

Fuente: AFP, RT