viernes, 7 de agosto de 2015

Panamá: el Ministerio de Educación cancela un proyecto de espiritualidad de Kabbalah en los colegios

Un comunicado de dos párrafos que divulgó el Ministerio de Educación de Panamá la tarde del pasado 31 de julio puso el punto final a la polémica que desató la firma de un convenio entre la institución gubernamental y la organización "Spirituality for Kids" (SFK), que pretendía realizar talleres en escuelas públicas basados en la disciplina Kabbalah (cábala), según informa Irma Rodríguez Reyes en el medio Telemetro.

Tras analizar dicha propuesta y atendiendo a las preocupaciones recibidas por padres de familia respecto al concepto de ‘Espiritualidad para Niños’, el Ministerio de Educación comunica que ha decidido no proceder con el desarrollo de esta iniciativa”, resume el comunicado de prensa.

Quejas de padres preocupados

La firma del convenio provocó tal rechazo que al menos mil personas, entre éstos padres de familia panameños, suscribieron una petición virtual bajo el título “Stop Kabbalah” para advertir a la ministra Marcela Paredes de Vásquez que cancelara el convenio de “Éxito para niños”.


En el sitio CitizenGo y bajo la suscripción de “Católicos Panamá”, el texto de la petición dirigida a la ministra afirma: “No sé si sabe que el Kabbalah es una pseudo-espiritualidad que busca endiosar al hombre”. Además cuestiona el coste y monto a pagar a los tutores del convenio que estaba programado para implementarse en 500 escuelas de San Miguelito.

Los firmantes de la petición reclamaron que en Panamá, el artículo 35 de la Constitución Nacional establece: “es libre la profesión de todas las religiones, así como el ejercicio de todos los cultos, sin otra limitación que el respeto a la moral cristiana y al orden público. Se reconoce que la religión católica es la de la mayoría de los panameños”.

Y mientras este grupo celebró la cancelación del programa, otras versiones, también publicadas en las redes sociales critican el cese del proyecto, al considerar que quienes “se escandalizaron” con los talleres de espiritualidad y firmaron la petición desconocen la experiencia de “Espiritualidad para Niños” e instaron las personas a informarse al respecto.

Hay quienes consideran que el Ministerio de Educación debería centrar sus esfuerzos reforzando los conocimientos de los estudiantes en materias como matemáticas, ciencias, ortografía, gramática y redacción.

Parece que el cuestionado programa de Kabbalah en su versión infantil no es la primera vez que se imparte en las escuelas de Panamá. Decenas de fotografías publicadas en el portal de Facebook de SFK, revelan que tanto niños de escuelas públicas como particulares han recibido estas charlas.

Vinculación directa con la Kabbalah

En el apartado de “Quiénes somos” de la web de SFK leemos que “Karen Berg es la líder espiritual y directora del Centro de Kabbalah, así como la inspiración que llevó a traer la antes exclusiva sabiduría de Kabbalah a todo el mundo”. Señalan también que “hace más de una década, Karen comenzó a implementar su visión de brindarle a los niños herramientas espirituales universales, sabiendo que si un niño puede entender los conceptos espirituales a temprana edad, éste podrá tomar mejores decisiones más adelante en su vida”.

De esta manera crearon el concepto y el proyecto de “Espiritualidad para Niños”. Su presidenta es Michal Berg, que “está comprometida a llevar programas espirituales a padres e hijos en cualquier lugar. Michal descubrió el Centro de Kabbalah cuando solo tenía 16 años. Inspirada por la visión de Karen Berg de ofrecer a los niños herramientas espirituales universales para ayudarlos a descubrir su potencial, Michal explora continuamente nuevas formas de apoyar y comprometer a las familias en el diálogo espiritual”.

No sólo eso, sino que se dice directamente que “Michal Berg vive en Los Ángeles con su esposo Yehuda Berg, codirector del Centro de Kabbalah y sus cinco hijos”.

Fuente: Telemetro

3 comentarios:

Javier dijo...

Buenas, como no parece que tenga correo les dejo un mensaje. Sólo quería que se estudiase el tema de los juegos de rol de fantasía, que no lo he visto en la lista de prácticas ocultas. Le doy un poco de mi historia, resumiendo mucho. Nací en 1981. A los 11 años empecé a jugar a Dungeons and Drangos. A los 16 años me regalaron un juego de rol satánico llamado In nomine Satanis/ Magna veritas; que en España fue publicado por Joc Internacional, empresa que quebró. Apartir de ahora llamo a ese juego Magna Veritas, en el Nombre de Jesús, el Santísimo (imagino que sabe latín). El juego es una parodia de la fe cristiana. El complemento Scriptarium veritas blasfema abiertamente contra Jesucristo. Cuando jugaba al Señor de los Anillos dibujaba espadas, cuando jugué al Magna Veritas, dibujaba símbolos satánicos. Dos años después, a los 18 años de edad, el demonio empezó a manifestarse en mi vida. Los problemas los tengo hasta el día de hoy, pero ahora estoy en Cristo. Lo que más me duele es que nadie ha denunciado este tipo de juegos. A ver si estudian un poco esto. Entre mis antiguos camaradas de mi época antes de Cristo todavía hay gente que juega a ese juego.

Javier dijo...

Posdata: Hay un juego de rol español que se llama "Aquelarre" y el subtitulo que ponen debajo es "juego de rol demoníaco ocultista". ¿Qué hay de fanfarronada en ese juego y que hay de verdad?
.
También puedes investigar Ragnarok, otro juego de rol de terror español, el apartado de la magia.
.
Pero sobretodo Magna Veritas, que tuvo un cierto éxito y sé que después le salieron imitadores.

Javier dijo...

Por supuesto los juegos de rol de fantasía, tienen mucha fantasía y por eso no se les toma en cuenta, pero doy tres problemas, en tres tipos de juegos distintos:
.
1.- Los juegos que parodian la fe cristiana (hacer un teatro donde se burla de la fe es un problema, el caso de Magna Veritas).
.
2.- Los que te venden bajo capa de ficción la idea de que la magia y el ocultismo son lícitos para conseguir ciertos fines. (Aquelarre)
.
3.- Los que tienen dibujos de demonios y cosas así (Aquelarre, Magna veritas).
.