miércoles, 30 de abril de 2014

Las sectas en Europa se pasan al desarrollo personal, la formación profesional y la salud

Tras veinte años de existencia, la Federación Europea de Centros de Investigación e Información sobre el Sectarismo (FECRIS) da la voz de alarma. Las sectas están aumentando y diversificando cada vez más su ámbito de actuación. Lo cuenta el medio belga Le Vif, y lo ofrecemos traducido por la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES).

La Federación Europea de Centros de Investigación e Información sobre el Sectarismo (FECRIS) celebró el pasado 24 de marzo su conferencia anual en la Cámara de Representantes de Bélgica, en Bruselas, con motivo de sus 20 años de existencia. El evento, al que asistieron unas 130 personas y que fue organizado de forma conjunta con la asociación belga de asistencia a las víctimas de sectas AVISO, ha destacado en particular la necesidad de una mejor coordinación a nivel internacional en la lucha contra las sectas.

Con sede en Marsella, la FECRIS actualmente incluye 58 asociaciones, principalmente en Europa, entre las que se encuentra la belga AVISO. En una época de nuevas tecnologías y ante unos movimientos sectarios que pueden transformarse, disfrazarse o moverse, la voluntad de estas asociaciones es más que nunca coordinarse a nivel internacional, tal como explica André Frédéric, diputado federal belga y Presidente de AVISO.

Desde hace aproximadamente una década, ha habido un aumento en el fenómeno y se ha dado una diversificación del campo de acción de los movimientos sectarios. “Pasamos de organizaciones consideradas apocalípticas a las que se encuentran en otros sectores como el desarrollo personal, la formación profesional y la salud. En este último caso, vemos que la gente abandona las terapias convencionales para dejarse vender la biología total de los seres vivos, la transmisión de la luz o el respiracionismo”, un movimiento según el cual el hombre podría alimentarse sólo de la luz, continúa afirmando Frédéric, quien también presidió el grupo de trabajo sobre las sectas en el Parlamento federal.

Durante su intervención en la conferencia, la ministra belga de Salud Pública, Laurette Onkelinx, también ha considerado que “habría que actuar contra los ‘falsos terapeutas’”, personas “maliciosas o irresponsables que disfrutan de un vacío legal o de la debilidad de los pacientes y pueden causar un daño considerable a las personas vulnerables”.

Mientras que muchas emanaciones de las sectas identificadas son muy activas, especialmente en el campo de la psiquiatría y la psicoterapia, Onkelinx anunció la votación definitiva, esta semana, del marco legal para la práctica de la psicoterapia. En Francia, un país a la vanguardia en la lucha contra las sectas, se estima que las derivas sectarias en el terreno de la salud suponen casi el 25 % de todos los informes recibidos.

Si el fenómeno parece estar aumentando, no se sabe con exactitud cuántas sectas activas hay en Bélgica. “En 10 años, el Centro de Información y Aviso sobre las Organizaciones Sectarias (CIAOSN) ha recibido 1.200 solicitudes. Pero todas estas demandas no están necesariamente relacionadas con sectas”, dice André Frédéric. Por otra parte, el trabajo de la comisión parlamentaria de investigación creada por el Parlamento en 1996 y 1997 había dado lugar a la elaboración de un cuadro sinóptico que mostraba 189 grupos citados por organismos oficiales o ex adeptos en su trabajo. Pero hubo movimientos sectarios activos en Bélgica que no fueron incluidos. “Se estima que varias decenas de miles de personas en Bélgica se ven afectados por derivas sectarias”, resume este diputado federal.

Diez años después que en Francia, el concepto de “abuso de debilidad” fue incluido recientemente en el código penal belga y permite condenar a toda persona que abuse de la debilidad de los demás, sobre todo en el contexto de derivas sectarias. Se ignora el número de casos en los que esta nueva prevención podría ser utilizada por los tribunales por el momento.

Fuente: Le Vif