jueves, 16 de abril de 2015

Algunos secretos de la Cienciología, al descubierto en un documental

En las últimas décadas no han sido muchos los que se han atrevido a sacar a la luz pública los detalles de la estructura y el funcionamiento de la Iglesia de la Cienciología. Es bien sabido que los responsables de esta “religión” –fundada en California en los años 50 por el escritor de libros de ciencia ficción L. Ron Hubbard y que en países como Francia es considerada una secta– hacen todo lo posible para acallar a sus críticos, recurriendo a los tribunales y lanzando campañas de desprestigio. Publica esta noticia BBC Mundo.

Pero con la llegada de internet y de las redes sociales, la tarea de proteger la imagen de la Iglesia de la Cienciología se ha vuelto cada vez más difícil, como demuestra la repercusión que está teniendo en la red un documental estrenado el pasado 29 de marzo por el canal de televisión estadounidense HBO, en el que se realizan duras acusaciones contra los responsables de la Cienciología.

Se trata de “Going Clear: Scientology and the Prison of Belief”, basado en el libro del mismo título del ganador del premio Pulitzer Lawrence Wright (publicado en español como "Cienciología: Hollywood y la prisión de la fe").

Dirigido por Alex Gibney, ganador de un Oscar en 2008, en el documental aparecen entrevistados ex miembros de alto rango de la Iglesia, que hablan, entre otras cosas, de la supuesta manipulación a la que se somete a los seguidores de la organización, incluidos algunos muy conocidos como los actores Tom Cruise y John Travolta.

También sacan a la luz detalles sobre la financiación de la Iglesia y sobre los presuntos abusos físicos y psicológicos que padecen los miembros de esta religión.

Hace unas semanas, la portavoz de la Cienciología Karin Pouw aseguró en un comunicado enviado a BBC Mundo que “las acusaciones que se hacen en el documental son totalmente falsas y se realizaron sin pedir la versión de la Iglesia. La Iglesia está comprometida con la libertad de expresión. Pese a ello, la libertad de expresión no da carta blanca para emitir o publicar información falsa”.

BBC Mundo presenta algunos de los detalles sobre la Cienciología que revelan los entrevistados en el documental “Going Clear”. Los reproducimos a continuación.

1. Los miembros de la Cienciología “son sometidos a abusos físicos y psicológicos

Entre las afirmaciones que se realizan en “Going Clear”, las que más daño podrían hacer a la imagen de la Cienciología son aquellas relacionadas con los presuntos abusos físicos y psicológicos a los que se someten a sus miembros. En el documental se habla de la política de “desconexión”, que obliga a los seguidores de la iglesia a cortar todo tipo de contacto son sus familiares y amigos que abandonan la fe.

Además, se dan detalles de lo que se conoce como The Hole (el agujero), unas instalaciones en las que presuntamente se mantiene en cautividad a miembros díscolos de la Sea Org, Organización del Mar –nombre de la rama que dirige la iglesia que cuenta con una flotilla de barcos– a los que supuestamente se maltrata física y psicológicamente.

Según se explica en el documental, muchos de los integrantes del Sea Org trabajan a cambio de un sueldo mísero y desde allí se controla también la llamada Fuerza del Proyecto de Rehabilitación, que cuenta con campos de internamiento a los que se envía a los miembros de la Cienciología que no cumplen las expectativas de la organización y a los que se obliga a trabajar sin descanso.

Una ex miembro de la iglesia relata cómo presuntamente la obligaron a realizar “trabajos forzosos” mientras estaba embarazada y cómo le arrebataron a su bebé para luego abandonarla enferma “en una cuna empapada de orina y heces y cubierta de moscas”.

Además, según se cuenta en el documental, a los miembros de Sea Org –que cuenta con una sección infantil en la que los niños empiezan a trabajar a edades muy tempranas– se los anima a no tener hijos y en caso de embarazo, se les sugiere que aborten.

2. La Cienciología “presionó a las autoridades para ser declarada una religión y no pagar impuestos

En el documental de Alex Gibney se asegura que L. Ron Hubbard –a quien se acusa de haber mentido sobre su historial en el ejército de EE.UU. y de maltratar a su segunda esposa– decidió crear la Cienciología para ganar dinero.

Durante décadas, la organización –que en “Going Clear” se dice que cuenta con alrededor de 50.000 miembros– no pagó impuestos, debiéndoles a las autoridades centenares de millones de dólares.

A principios de los años 90, el actual líder de la organización, David Miscavige, presionó al Servicio de Impuestos Internos de EE.UU. (IRS, por sus siglas en inglés) para que otorgara a la Cienciología el estatus de religión y así no tuviera que tributar. En el documental se asegura que la Iglesia presentó más de 2.000 demandas contra funcionarios del IRS e investigó la vida personal de muchos de ellos con detectives privados.

Finalmente en 1993, el IRS les otorgó el estatus de religión, lo que, según cuenta “Going Clear”, habría permitido a la Cienciología amasar un enorme patrimonio que superaría los 1.500 millones de dólares.

3. Los detalles de la religión “sólo se conocen tras pagar miles de dólares

A diferencia de lo que ocurre en la mayoría de las religiones, en el caso de la Cienciología sus miembros sólo conocen los detalles de este culto poco a poco y desembolsando importantes cantidades de dinero, indica el documental.

Tienen que pagar durante años para ir subiendo de rango dentro de la Iglesia y sólo cuando llegan a un determinado nivel, conocido en inglés como “Operating Thetan III”, tienen acceso a documentos escritos por el propio Ron. L. Hubbard.

En ellos se explica la historia de Xenu, un dictador galáctico que hace 75 millones de años trajo millones de personas a la Tierra en naves espaciales depositándolas en volcanes y aniquilándolas con bombas de hidrógeno.

La Cienciología evita hablar en público de Xenu. En “Going Clear”, el director de cine Paul Haggis, quien abandonó la organización hace unos años, explica cómo no podía creer que esta historia forme parte de la tradición de la Iglesia.

4. La Iglesia de la Cienciología “provocó la ruptura de Tom Cruise y Nicole Kidman

Un antiguo alto cargo de la Iglesia relata en el documental cómo supuestamente en la organización no veían con buenos ojos la relación de Tom Cruise, su miembro de más alto perfil, y Nicole Kidman, quienes estuvieron casados entre 1990 y 2001.

Según se afirma, consideraban que Kidman era una “fuente potencial de problemas” por haber sido criada en el catolicismo y por tener un padre psicólogo (uno de los enemigos de la Cinciología es la psiquiatría).

Así, presuntamente interceptaron el teléfono de la actriz a petición de Cruise y fue investigada por detectives privados. Además, habrían tratado de poner a los dos hijos adoptivos de la pareja en contra de su madre para que Cruise pudiera obtener la custodia en caso de divorcio.

En “Going Clear” también se asegura que tras el divorcio de la pareja, la Iglesia se encargó de buscar una nueva novia para Tom Cruise, la también actriz Nazanin Boniadi.

5. John Travolta “no abandona la iglesia por miedo a que revelen detalles de su vida personal

Los miembros de la Cienciología se someten regularmente a las llamadas auditorías o auditaciones, una especie de confesiones que son grabadas en las que explican detalles de su vida personal y que tendrían el objetivo de encontrar origen de los traumas que afectan a una persona.

En “Going Clear” se asegura que la información que se obtienen en las auditorías luego es utilizada para “chantajear” a los miembros descontentos con la organización. Ese sería el caso del actor John Travolta, quien, según el documental de Alex Gibney, no abandona la iglesia por el miedo que a que detalles de su vida personal salgan la luz pública.

Fuente: BBC Mundo