jueves, 11 de diciembre de 2014

Obispo argentino advierte de que las sectas son una perversión de la religión

Santiago del Estero (Argentina) se convirtió en el último tiempo en el escenario de cientos de casos insólitos, relacionados con ritos extraños, a través de los cuales se buscan, según los que los practican, concretar algún deseo imposible, ya sea en el plano amoroso, económico, laboral o de salud. Así lo cuenta el diario El Liberal.

Ante esta temerosa práctica, el obispo auxiliar de la Diócesis de Santiago del Estero, monseñor Ariel Torrado Mosconi, llamó a la sociedad a alejarse de este tipo de hechos y no caer en manos de quienes dicen realizarlas, que se trata de “prácticas de brujerías o hechicería son gravemente contrarias a la virtud de la religión”.

Ante la proliferación de ciertos ritos extraños en diversos lugares de nuestra provincia quiero advertir una vez más de los peligros que implican ciertas sectas o falsos cultos que son indudablemente una verdadera perversión de la religión. Las diversas prácticas de brujerías o hechicería mediante las que se pretende domesticar potencias ocultas para ponerlas a su servicio y obtener un poder sobrenatural son gravemente contrarias a la virtud de la religión, aunque se hicieran con la finalidad de ser curados de un mal o enfermedad propia o de otra persona”, informó el obispo, alertado por la cantidad de casos que salieron a la luz durante los últimos meses en la provincia.

Y agregó: “Asimismo se han de evitar las prácticas de ritos supersticiosos, sean cual fueran, y especialmente aquellos que recurran a Satán o a los demonios, a la evocación de los muertos o a otras fuerzas ocultas”.

Monseñor Torrado Mosconi contó además que las personas que están al frente de este tipo sectas se aprovechan de la vulnerabilidad de las personas que se encuentran atravesando por alguna situación desesperante. “Estas sectas suelen tener una actitud proselitista especialmente con las personas que están atravesando situaciones desesperadas, o en estado de vulnerabilidad por cierta ignorancia religiosa o debilidad psicológica”, manifestó el prelado.

La acción de las sectas

Asimismo se refirió a las consecuencias que generalmente acarrean los ritos extraños y la incorporación a las sectas, por lo cual instó a la sociedad a mantenerse alejada de todo ofrecimiento que tengan estas características.

Las sectas suelen someter a sus nuevos adeptos a un tratamiento que suele consistir en pocas horas de sueño, una alimentación incompleta, trabajos agotadores y largos periodos escuchando un adoctrinamiento a través de charlas, grabaciones, lecturas y cantos. Suelen introducirlos paulatinamente en un código comunicacional específico, solamente entendido por los miembros del movimiento. Se los induce a un rotundo cambio de vida, valores, criterios y pautas de comportamiento. Casi siempre son separados física o afectivamente de sus familias y  amigos de tal modo de ser rodeados solo por los miembros de la secta”, explicó Torrado Mosconi.

Y añadió: “Este tipo de accionar los va llevando a lo  que comúnmente se denomina un ‘lavado de cerebro’ que hace que se pierdan los parámetros inhibitorios de una persona normal”.

Adivinación y superstición

Todas las formas de adivinación que se supone develan el porvenir deben ser rechazadas. La consulta de horóscopos, la astrología, la quiromancia, la interpretación de presagios y de suertes, los fenómenos de visión, el recurso a “mediums” y otras prácticas denotan una falta de confianza en el Dios verdadero y un deseo de granjearse la protección  de poderes ocultos”, sostuvo el obispo Ariel Torrado Mosconi.

Y agregó: “También debemos recordar que es contrario a la verdadera religión el llevar consigo amuletos, cintas rojas, riestras de ajo y otros símbolos paganos. Se ha de tener cuidado también de ciertas medicinas llamadas tradicionales que recurren a la invocación de potencias malignas u otras fuerzas ocultas. Se ha de evitar recurrir a parapsicólogos, oferta de ritos o “trabajos”, u otro tipo de prácticas de ciertas personas inescrupulosas que explotan la credulidad de las personas que sufren. Lamentablemente este tipo de prácticas suelen responder a un verdadero neopaganismo”.

No es la primera vez que monseñor Torrado Mosconi habla en estos términos e informamos de ello en Info-RIES, ya que lo hizo recientemente ante la publicación de las cifras de sectas en Argentina (septiembre de 2014) y hace un año fijándose más en el culto umbanda y el curanderismo (julio de 2013). O bien, incidiendo en este mismo tema, el pasado mes de febrero, donde se refería ya a la perversión de las sectas (Febrero de 2014).

Último caso registrado en la provincia

La aparición de ritos extraños alarma a toda la población.  Preocupación y sorpresa causó el pasado 19 de noviembre el hallazgo de restos de un extraño ritual en la plaza Sarmiento, ubicada en Independencia y Alsina, frente a la Escuela Normal Manuel Belgrano, según informa El Liberal.

Los elementos aparecieron junto a uno de los árboles del lugar que reúne a cientos de santiagueños todos los días. Velas, cartas, bolsas y flores forman parte de los elementos encontrados. Personal policial fue alertado de la situación y llegó al lugar a constatar el hallazgo.

Otros de los casos que aún resuenan es el que apareció hace unos meses en un cajero automático del Parque Industrial. Las cámaras de seguridad del lugar filmaron el momento en que una mujer se bajó de un vehículo y dejó el preparado debajo de las máquinas.

Entre los últimos casos más llamativos también se encuentra la aparición de palomas muertas y sin cabeza, y otros restos de basura y extraños elementos que fueron depositados en la puerta de la parroquia San José de Belgrano, sobre Juncal. La situación no fue la primera ya que hubo otras en los barrios Belgrano, Cabildo, Juramento y Ramón Carrillo, y en varias viviendas y espacios públicos habrían aparecido elementos relacionados comúnmente con los ritos umbanda.

Fuente: El Liberal