viernes, 26 de diciembre de 2014

160 abogados revisan un documental sobre Cienciología por si acaso

¿Quién dijo miedo? La HBO siempre se ha caracterizado por ser una cadena televisiva que se arriesga a la hora de crear sus propios contenidos y que, a base de valentía, ha convertido sus producciones en material de culto, como ha pasado con «Los Soprano» y «Juego de Tronos», cuenta Marta Torres en el diario La Razón.

Ahora ha decidido ir a por todo un imperio y prepara una première en el Festival de Cine de Sundance (Utah) en enero de 2015 de un documental sobre la todopoderosa Iglesia de la Cienciología. Y, por si acaso, ya se ha procurado un ejército de abogados. «Tenemos más de 160 que repasan el trabajo», reconoció la presidenta de HBO Películas Documentales, Sheila Nevins, de cara a preparar la defensa para el ataque que esperan de los cienciólogos, pues probablemente los habrá después de programar «Going Clear: Scientology, Hollywood and the Prison of Belief».

El documental, basado en el libro homónimo de Lawrence Wright, recoge duras revelaciones contra la controvertida secta a partir de la narración del oscarizado cineasta Paul Haggis, un veterano miembro de ésta que la abandonó en 2009. El director será Alex Gibney, responsable de otros polémicos trabajos, como «Enron: The Smartest Guys in the Room», «Gonzo: The Life and Work of Dr. Hunter S. Thomson» y «Taxi to the Dark Side».

La relación entre la Cienciología y la HBO no es nueva. En 1998, después de que la cadena emitiese «Dead Blue: Surviving Depression», un documental en el que se defendía el uso de antidepresivos, los cienciólogos, contrarios a la utilización de estas pastillas, cargaron contra la cadena sin ser apuntados directamente. En esta ocasión, en la HBO ya se preparan para una guerra larga.


En su libro, Wright adentra al lector en un mundo donde sus miembros buscan escapar de una secta controladora, basada en los testimonios de ex cienciólogos. Wright comienza con la biografía del fundador, L. Ron Hubbard, sus días como prolífico escritor, su carrera militar, la publicación de su libro de autoayuda Dianética (1950), y la controversia que ha seguido a la Cienciología desde 1954.

Wright detalla un grupo dirigido por David Miscavige que trataba a sus seguidores con violencia e intimidación. Miscavige es descrito como un hombre paranoico y vengativo con sus críticos. Sus victorias contra sus enemigos, incluido el Gobierno de Estados Unidos, se consiguen a través de persuasión, agresivos litigios y trucos sucios. En el libro de Wright, quien ya escribió en la revista New Yorker sobre este asunto, se menciona un grupo dentro de esta organización que firma contratos por mil millones de años de servicio, que les convierten prácticamente en esclavos de la Cienciología.

El libro, cuidadosamente documentado, está lleno de notas a pie de página con comentarios de miembros de la Cienciología que recuerdan que «la organización niega categóricamente estas alegaciones». De esta forma, Wright se cuida a sí mismo de ser su objetivo, al menos en los tribunales.

La escandalosa ruptura de la actriz Leah Remini con la Cienciología recuperó la atención sobre esta organización, cuyos miembros intentan pasar desapercibidos. Aun así, L. Ron Hubbard siempre intentó atraer a los famosos. En su Proyecto Celebridad se enseñaba a distribuir las enseñanzas de la Cienciología en Hollywood. Entre sus adeptos destacaron Ed Sullivan, Orson Welles y Walt Disney, según dicen. Los defensores más relevantes en la actualidad son los actores Tom Cruise y John Travolta. Sin embargo, muchos actores han abandonado el movimiento, como Nicole Kidman, Jerry Seinfeld y Brad Pitt.

Fuente: La Razón