martes, 30 de septiembre de 2014

Un monasterio de Mallorca, alquilado a un centro de terapias de Nueva Era

Un monasterio de Palma de Mallorca que pertenece a unas religiosas está alquilado a una asociación de actividades “Nueva Era”, según informa el medio digital Religión en Libertad, en un artículo firmado por Pablo J. Ginés. Lo reproducimos a continuación.

Allí se invocan espíritus-guía, se “reconectan seres ascendidos” y “seres superiores”, se “leen registros akáshicos”, se entregan ”códigos radiónicos” y se cobran 475 euros por un curso de “limpiar energías de embarazos no llevados a término”, incluso en “reencarnaciones anteriores” (por si se quieren apuntar también varones).

Historia de un traslado

En diciembre de 2012 el Ayuntamiento de Palma de Mallorca dejó de pagar a las monjas Jerónimas de la ciudad los 1.300 euros mensuales que el consistorio aportaba por alquilar un amplio espacio en el Monasterio de Santa Isabel, en la calle Antoni Planas i Franch número 4 de la capital mallorquina. Los recortes de la crisis ponían fin a 20 años de alquiler del espacio como biblioteca municipal infantil.

Las Jerónimas buscaron nuevos inquilinos. Su abogada, Gemma Pascual, explicaba en el Diario de Mallorca en julio de 2013 que allí tenía cabida cualquier tipo de negocio “siempre de acuerdo a los principios ético-morales” de las religiosas. En 2014 se encontró un inquilino, aunque parece que los “principios” ya no importaban tanto o no se tuvieron en cuenta. El 1 de mayo de 2014 abrió sus puertas en el monasterio el BioCentre Palma, un centro de actividades New Age, cuya espiritualidad (y función lucrativa) es completamente incompatible con la doctrina católica.

Que el centro empezó a operar entonces fue anunciado el 1 de mayo. Su programa es claro: reiki, tarot, sanación kármica, registros akáshicos… actividades que desde un punta de vista católico oscilan entre el simple timo y la superstición, la idolatría y en algunos casos (el del reiki y los espíritus-guía o maestros ascendidos) en la pura invocación de espíritus.

El año pasado las Jerónimas de Palma eran ya pocas: 3 monjas mayores de 80 años (una ya murió) y otras 3 de la India, de unos 40. A partir del 1 de junio de 2014 empezaron a vivir en la ciudad de Inca, con sus hermanas Jerónimas del Monasterio de San Bartolomé, aunque con frecuentes visitas a Palma.

El obispo de Mallorca, monseñor Javier Salinas, celebró una acción de gracias por la fusión de las dos comunidades con la presencia de autoridades civiles de la isla. “El Obispado de Mallorca trabaja intensamente para que la vida monástica pueda continuar siendo una realidad en el Monasterio de Santa Isabel de Hungría de Palma, a fin de que el edifico ejerza la misión para la que fue construido en el s. XIV”, aseguraba la revista Ecclesia… mientras en el monasterio se impartían cursos de tarot y reiki.

La priora dice que todo está bien

Religión en Libertad llamó al teléfono del monasterio de San Bartolomé el pasado 27 de agosto y pudo hablar con Sor María Pons, que era la priora en Santa Isabel, comentándole el tipo de cursos y actividades que se realizaban en su monasterio (aún pertenece a la orden) y que se anunciaban en internet con escándalo para los fieles.

No, no. Allí lo hacen todo bien. Nosotras hemos pedido permiso. Sí, está todo bien. No pasamos nada de pena por lo que se hace allí, ¿eh? Buenas tardes, adios” -respondió apresuradamente la priora al medio católico digital, sin aclarar qué permisos habían pedido y a quién. No se sabe quién puede haber dado permisos para que en un local católico se realicen actividades contrarias a las enseñanzas católicas como las que vamos a enumerar.

También hay que tener en cuenta el aspecto económico de estas actividades New Age: un curso intensivo que combine el de “contactar con los guías”, más un taller sobre ellos, más un curso de “reconexión con el ser” y “constelaciones evolutivos” cuesta 475 euros (¡un ahorro de 85 euros por no hacer los cursos por separado!). Aún así, muy bien debe de ir el negocio del BioCentre si pueden pagar los 1.300 euros mensuales que se pedían hace un año. (Cabe sospechar que se han rebajado las exigencias originales).

Repasamos algunas actividades que se realizan ahora en Antoni Planas i Franch, 4, en el Monasterio de Santa Isabel, mientras sus dueñas están en la ciudad de Inca.

Códigos radiónicos, guías y tu “Ser Superior

En el taller, se te entregará un código radiónico personalizado, con tu nombre y apellidos, que facilita tu interacción diaria con tus guías y tu Ser Superior”, explica la publicidad de un taller del BioCentre en Facebook.

Aclaran que los espíritus-guías que se invocan “no son en absoluto seres evolucionadísimos y perfectos, que tienen como función llevarnos por el camino adecuado en nuestra evolución, ayudarnos a tomar siempre la decisión correcta, etc. Esa es su función, en efecto, pero, lejos de ser perfectos, nuestros guías son, también como nosotros, seres en evolución, que cumplen su tarea lo mejor que pueden, pero que, también como nosotros, no siempre están a la altura.Lo mismo puede decirse de nuestro Ser Superior, que, en contra de lo que suele creerse, no es realmente nuestro Yo Divino, nuestro Verdadero Ser, sino un simple intermediario entre éste y nuestro ego y que, por lo tanto, está también lejos de ser perfecto y de desempeñar siempre correctamente su cometido”.

Para colmo, admite la publicidad del taller, “los guías y el Ser Superior de la mayoría de las personas se encuentran en una situación de CAOS, debido, precisamente, a que la persona a la que acompañan les presta poca o ninguna atención, y no establece contacto o conexión con ellos”. Para que los guías –que están muy desubicados y además son falibles- se reconecten con la persona es necesario el curso del BioCentre… que cuesta un dinerito.

Los espíritus, los hertzios y el código Auper

Otro curso usa jerga pseudocientífica hablando de “pulsos de la tierra” que se miden en “hertzios” para poder contactar con los desconectadísimos espíritus de los “maestros ascendidos”. “Todos los maestros ascendidos han venido a poner cariño, amor, comprensión, entre otras bondades, a los seres que ocupan este planeta. Estos maestros han traído mensajes de esperanza, de sanación, etc.”.

El pulso de la tierra antes era una constante de 7,8 hz y en la actualidad ha subido a más de 12. Esta resonancia acelera la forma de percibir el tiempo a la vez que las células aceleran su pulso y el alma de la persona se hace cada vez más transparente (como consecuencia tenemos la percepción de que el tiempo transcurre más rápido -ver apartado de la base científica al final)”.

Por esto, es ahora que se ha revelado la semilla que permite activar este código AUPER, que había permanecido oculto en el chackra del corazón.El código AUPER va a los cimientos de tu estructura desde el inicio de tu tiempo”.

La activación del código AUPER es posible gracias a la llamada resonancia SHUMANN o pulso de la tierra, que antes era una constante de 7´8 hertzios y en la actualidad ha subido a más de 12 hertzios”. 

Desactivar el fracaso kármico a nivel ancestral

En el BioCentre creen en la reencarnación (incompatible con la fe cristiana) y en que los fracasos de las personas de hoy se deben a errores en sus vidas pasadas (o de sus antepasados). Eso requiere una “limpieza” que se logra con un taller… que cuesta un dinero.

En este taller limpiaremos memoria de fracaso. Desactivamos el fracaso kármico y a nivel ancestral. Tratamos 12 temas de fracaso en diferentes aspectos, uno en cada encuentro. Podemos afrontar el reto de desactivar estas energías desde la soledad del individuo o desde el grupo, el fracaso se puede afrontar desde muchas perspectivas, como, por ejemplo, desde vidas pasadas, desde los recuerdos de nuestros fracasos, o desde lo que nos cuenten nuestros antepasados, también desde las experiencias que otras personas son conscientes y nosotros no”.

El ser humano, a lo largo de sus muchas encarnaciones, ha vivido multitud de fracasos a los que ahora no tiene acceso a esta memoria (por falta de medios que le ayuden a identificarlos), pero sí que los vive y sufre. Nosotros llevaremos a cabo esta tarea de desactivar esta memoria corrosiva mediante nuestro método de trabajo: las constelaciones evolutivas”.

Las heridas del aborto, en versión New Age

Una prueba de que el aborto –el natural y el provocado- causa dolor en las mujeres y requiere ser atendido emocional y espiritualmente es que hay oferta –y por lo tanto demanda- de carísimos cursos de “limpiar energía de embarazos no llevados a término”. Este curso sirve de excusa para ofrecer a las clientas también el contacto con los “espíritus guía”.

El curso no habla de “sanación”, sino más bien de “limpieza”, de “reequilibrar”… para evitar relacionar el aborto con un mal. Eso sí, se comenta que esa “limpieza” prepara el seno materno para acoger mejor a un nuevo niño si se busca otro embarazo.