martes, 25 de marzo de 2014

El Colegio de Psicólogos de Cataluña se desvincula de la "Bioneuroemoción"

Cada vez son más las terapias que mezclan lo psicológico y lo espiritual en el ámbito de la Nueva Era (New Age) y que se multiplican en tiempos de crisis. Muchas de ellas son realizadas o dirigidas por profesionales de la salud mental que se han subido al carro de la nueva religiosidad, y al presentarse como psicólogos colegiados o médicos, inducen a la confusión, y otorgan a estas pseudoterapias un aura de respetabilidad de la que carecen en sí.

Recientemente ha habido quejas sobre la denominada "Bioneuroemoción", de la que se están realizando actividades y cursos. Debido a estas quejas y a las consultas de profesionales y usuarios, el Colegio Oficial de Psicólogos (COPC) de Cataluña se ha visto obligado a emitir un comunicado en el que se desvincula de la Bioneuroemoción y de los tratamientos de “biodescodificación”.

En el comunicado (que se reproduce más abajo), la Junta de Gobierno del COPC se desmarca tanto de estas prácticas como de las que se engloban bajo la denominación de "Un Curso de Milagros", por lo que se entiende que habría profesionales de la salud mental que estarían practicando terapias de la Nueva Era de este estilo.

El COPC “no considera que en este momento, este modelo y prácticas derivadas cuenten con el aval y la garantía suficiente para poder ser definidos como que se sitúan en los estándares científicos y de calidad propios de la práctica psicológica”, explica, y por lo tanto afirma también que “no pueden encuadrarse en los cánones previstos en la Lex Artis propia de la profesión o el oficio de Psicólogo”.

Por si no ha quedado claro, el comunicado añade que “el hecho de que algunos de los valedores de este modelo y prácticas derivadas pertenezcan al COPC no supone que cuenten con el apoyo o aval de esta institución”, desmarcándose completamente de unas prácticas que considera “al margen de las reconocidas como propias por este colegio profesional”.

En algunos foros de Internet han podido verse ya algunas críticas a este nuevo sistema de “medicina alternativa” que estaría abanderado, entre otras instituciones, por el Instituto Español de Bioneuroemoción. En los textos de esta doctrina puede leerse, por ejemplo, que “las enfermedades no existen como tales sino que se trata de programas biológicos cargados de sentido. La enfermedad es un programa biológico de supervivencia para adaptarse a situaciones de impacto emocional, fruto de los conflictos que afectan a todo ser vivo”.


Como consecuencia de la creciente inquietud que varios colegiados han transmitido a esta Institución y la recepción de diversas quejas presentadas por ciudadanos en relación tanto al supuesto modelo explicativo de la enfermedad denominado “bioneuroemoción” y su concreción en práctica a través de procedimientos englobados bajo la denominación de “biodescodificación", en cuanto a la realización y/o impartición de cursos bajo la denominación “curso de milagros” (por ejemplo), el Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña -en cumplimiento de las funciones sociales que le impone la Ley y sus estatutos- se ve en la necesidad de hacer público su posicionamiento y manifestó que no considera que en este momento, este modelo y prácticas derivadas cuenten con el aval y la garantía suficiente para poder ser definidos como que se sitúan en los estándares científicos y de calidad propios de la práctica psicológica y que por tanto no pueden encuadrarse en los cánones previstos en la Lex Artis propia de la profesión o el oficio de Psicólogo.

En este sentido, el hecho de que algunos de los valedores de este modelo y prácticas derivadas, pertenezcan al COPC no supone que cuenten con el apoyo o aval de esta institución, situando su práctica, por lo tanto al margen de las reconocidas como propias por este colegio profesional. Es por ello que esta corporación hace pública su decisión de reservarse las acciones legales y estatutarias que en virtud de sus competencias y funciones colegiales se le reconocen en defensa de la profesión, sus integrantes y los usuarios.

La Junta de Gobierno

© Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña (COPC)

Fuente: COPC