jueves, 12 de diciembre de 2013

Cienciología: en decadencia a pesar de su propaganda


¿Cómo denominarla?

La Cienciología es un extraño grupo en cuanto a su identidad, y su legalidad, porque según el país en el que nos encontremos pasa de ser una secta a ser una religión. Así, es denominada una organización criminal y sectaria absoluta en Francia o Bélgica; es vista con recelo y seguida de cerca como posible agrupación totalitaria en Alemania; pero en cambio en otros países la consideran una organización comercial, y en otros, como ocurre en los EE.UU, Sudáfrica o Venezuela, y también en España, es considerada una entidad religiosa. Y recientemente en el Reino Unido.

Desde esta perspectiva, quizás lo más acertado sea denominarla secta-Iglesia, la secta-Iglesia de la Cienciología, Scientology. [Para el caso de aclararnos en Europa, recomendamos este enlace.]

“Scientology: Atrévete a pensar por ti mismo” 

Este es el eslogan (tomado de la Ilustración Europea; lema que I. Kant popularizó a partir del "Sapere Aude" de Horacio) que han elegido en esta secta-Iglesia para su campaña de anuncios durante estos meses en España, y no sólo en España. Está en carteles publicitarios de carretera, marquesinas diversas, anuncios de Metro,… Lo tenemos por ejemplo en la propia web de la secta-Iglesia, religión en España. Es la siguiente imagen:



Una campaña fundamentalmente orientada a la gente joven: imagen adolescente, el reto de pensar por uno mismo, conocerse a sí mismo, conocer la vida...palabras en inglés, dirección web... Hay un cartel similar pero de fondo distinto en la salida del metro de Ciudad Universitaria, salida hacia las universidades Complutense y Politécnica. Se trata de un inmenso cartel situado para que lo vean los jóvenes, jóvenes que acaban de empezar el curso, jóvenes a los que cazar, jóvenes a los que atrapar. En este caso el cartel es diferente, ahora los dibujos son de una librería o biblioteca amplia...y una mano busca tocando entre los libros alineados.... una imagen muy sugerente para todos los chicos recién llegados a Madrid, quizás algo desorientados, buscando piso para compartir, quizás venidos de otros barrios, de otras ciudades, a estudiar en su primer año de Universidad. Se sienten mayores y desean pensar por sí mismos y conocer la vida. Y aquí se sitúa el reclamo de Cienciología.

Es la misma metodología de captación que en pasados años, aunque más directa y agresiva, inundando de propaganda las mismas zonas universitarias. En otros años ha sido su famosa exposición contra la psiquiatría, donde nunca se anunciaban directamente, nunca se sabía quién estaba detrás: una tapadera de sus verdaderos organizadores, Scientology. 

La campaña actual viene siendo muy fuerte, con presencia en radio y en canales de distintos medios de comunicación españoles, mostrando su músculo financiero. En los EEUU se ha emitido un anuncio durante este año 2013 con una campaña muy costosa para atraer miembros y publicitarse. Puede verse aquí :





El anuncio, en su traducción al castellano, dice entre otras cosas: 

Para el que es curioso. Para el que es inquisitivo, para los buscadores de conocimiento. Para los que quieren verdaderamente saber. […] No preguntas fáciles. Grandes preguntas, las que importan”. 

Por eso, y como dicen en la secta-Iglesia de Cienciología, “atreviéndonos a pensar”, analicemos algunos datos sobre este grupo.

Los miembros de Cienciología

Según Cienciología, el número de miembros de este grupo son 12 millones, con presencia en 184 países. Y un tercio, es decir, 4 millones son miembros de los EEUU. 

Sin embargo, estos datos son un poco extraños, ya que las encuestas de pertenencia religiosa en los EEUU dicen que allí, en los EE.UU, en la década de 1990 había, según la “American Religious Identification Survey (ARIS)”, de la Graduate Center of the City University of New York, 45.000 miembros. Y no sólo es que fueran 45.000 miembros en el año 1990 en los EE.UU, sino que este número subió a 55.000 en 2001. (Pinchar aquí, y aqui) En todo caso, si bien hay una subida, la cifra no parece acercarse ni por asomo a los 4 millones en aquel país, EE.UU. Pero a partir de aquí se produce un desplome, ya que en el año 2008 los datos arrojan la cifra de 25.000 miembros, es decir la mitad de los que había 7 años antes. (Pinchar aquí).

Las razones de la pérdida de miembros

Si miramos las cifras de penetración en los hogares de los EEUU de Internet, entre los años 2001 al 2008 la cifra pasó según datos de la ITU, la International Telecommunications Union, del 49% al 74%, una enorme subida, similar también en casi todo el resto del mundo. Son años de proliferación de páginas webs, y además sabemos que fue justamente el año 2001 la fecha donde los blogs de Internet se hicieron populares, y en el 2006 se creó incluso el Día Internacional del Blog. Entre 2001 y 2008 los blogs y los comentarios en estas webs y en todas las redes sociales han sido una explosión en Internet. Y esta es la razón del declive de Scientology. Internet y el mundo libre de la Red de Redes (Internet) ha puesto a Cienciología contra las cuerdas. Si bien Internet puede difundir muchas mentiras y las sectas pueden usar la red, como cualquier herramienta, para buscar adeptos y estafar, también el flujo de información y la capacidad de contrastarla es el mejor antídoto contra las sectas. Y esto se puede encontrar en Internet. 

Cienciología es quizás el grupo que más ha sido dañado y vapuleado en Internet. Y es de justicia aquí mencionar al grupo de noticias o newsgroup "Alt.Religion.Scientology". Cienciología  ha hecho y hace todo lo posible por perseguir en la Red a la gente de este news, así como a todos los que dicen algo en contra del grupo. En este newsgroup está el origen del hundimiento de Scientology: "Alt.Religion.Scientology". Internet ha supuesto el lugar de libertad más potente contra las sectas. Las sectas odian Internet, como los regímenes totalitarios. Odian la información contraria. 

El newsgroup Alt.religion.scientology'' (conocido en este mundillo como ARS) se inició en los años 1991, y hoy sigue existiendo, siendo además uno de los lugares más activos de Internet. También desde ahí surgió el grupo de Anonymous contra Cienciología. Recomendamos los enlaces siguientes: este, este, o este otro. Quien quiera conocer la verdad de Cienciología que entre ahí. “Atrévete a pensar”. 

Por lo tanto, podemos ver que los años de inicio de la decadencia de Cienciología están correlados fuertemente con el conocimiento sobre este grupo por parte de la gente, y este conocimiento lo ha ofrecido Internet. Desde aquí creemos que este es uno de los elementos más claros de su pérdida de membresía. Y todo ello a pesar de su alarde en la construcción de centros o emporios a bombo y platillo: una fachada que como los decorados de Hollywood, suelen ser de cartón piedra. Porque cuando las estrellas de Hollywood que hoy son miembros del grupo dejen de ver su ingreso como una opción para encontrar un papel en la industria del cine, se marcharán a otro sitio: The End.

Los miembros reales de Cienciología

Así, si en Cienciología no parece que haya 4 millones de miembros en los EE.UU, sino 25.000 en el año 2008, tenemos una mentira 160 veces más grande en las cifras. Si según Cienciología, en EE.UU (dato que tampoco hemos de creer sin pruebas que lo justifiquen) está un tercio del total de miembros del grupo, quizás podamos pensar –aunque no tenemos ninguna cifra que lo pueda sostener- que sean en total unos 75.000 miembros en todo el mundo. 

Pero no tenemos cifras reales. Cienciología no proporciona las cifras. Cienciología no ofrece datos, datos fiables y contrastables. No dice la cantidad de miembros que conforman el staff o plantilla en total en el mundo, ni el valor segregado por países. Cienciología no dice la cantidad de miembros activos, o el número de sus sacerdotes, ni los miembros ya inactivos, o los que pasaron o hicieron el test del detector de mentiras (el e-meter), o los que han comprado sus libros, o que han hecho un curso, o que acuden regularmente a sus servicios, o han pasado por sus sucursales, o por sus diversos establecimientos o centros. Nada, no tenemos datos. Cienciología no ofrece datos. ¿Por qué? Quizás porque son muy, muy pocos. Si fueran muchos sin duda que harían alarde de ello, como cualquier grupo que hace su propaganda.

Podemos pensar tirando a lo alto, y en base a los datos mencionados antes, en alrededor de 100.000 miembros en todo el mundo. Aunque ciertamente algunos de ellos con mucho dinero, como algunos artistas de Hollywood. Podemos ver aquí una lista de ellos en este enlace. Sin embargo, su propaganda tan costosa y potente parece indicar que son muchos más, pero todo apunta a que es falso. Y las encuestas están tirando hacia abajo sus cifras. Internet está devorando a Cienciología. 

Más información en el programa de radio María España del 30 de noviembre de 2013, y en sucesivos.