miércoles, 24 de julio de 2013

Monseñor Berzosa: la Nueva Era es una "bomba lapa" para las religiones

El obispo de Ciudad Rodrigo, mons. Raúl Berzosa, clausuró la semana pasada el ciclo de conferencias “La fe te hace llegar”, en la parroquia de Nuestra Señora de Europa, en Chiclana de la Frontera (Cádiz). El prelado desarrolló el tema “Fe, Cultura y Nuevas Formas de Espiritualidad”, poniendo así el punto y final a este ciclo organizado con motivo del Año de la Fe.

Según informa el Gabinete de Prensa del Obispado de Cádiz y Ceuta, la presentación del acto corrió a cargo del vicario general de Pastoral de la diócesis de Cádiz y Ceuta, Fernando Campos, que realizó un breve perfil del ponente.

A continuación, el obispo de Ciudad Rodrigo centró su exposición en el término New Age o Nueva Era, “esta nueva religiosidad del potencial humano, que algunos plantean como alternativa a la espiritualidad cristiana”.

Para mons. Berzosa la Nueva Era constituye un nuevo narcisismo donde se impone la vida privada, la utopía individualista y la revalorización de las propias experiencias personales y que nace como una especie de sensibilidad “epocal”, principalmente en los países y naciones de los llamados primeros mundos: “Cuando se tiene el estómago lleno, hay que llenar también la cabeza y el corazón. Este nuevo fenómeno aflora como un gran pulpo, con tentáculos en todos los ámbitos culturales, pero al que es muy difícil descubrir los ojos y el cerebro”.

Además, afirmó que la New Age es una bomba lapa para las religiones, porque no se trata sólo de una religión más, ni de un nuevo movimiento o una nueva secta. “Es una completa gnosis, o visión integral de la realidad. Y, lo que es más grave, no se enfrenta con el cristianismo, ni con las religiones en general, sino que se instala en ellos; e incluso utilizando su mismo lenguaje, su misma espiritualidad y sus mismos símbolos”.

De esta manera, el obispo de Ciudad Rodrigo aseguró que el cristiano debe enfrentarse a esta “nueva sensibilidad cultural” mediante tres puntos básicos: “Asumir, purificar y elevar”.

La disertación de Raúl Berzosa finalizó con un turno de preguntas, que realizaron los numerosos asistentes que llenaron la parroquia de la localidad chiclanera. Así, clausuró el acto el alcalde de Chiclana, Ernesto Marín, quien agradeció la presencia del obispo de Ciudad Rodrigo en la ciudad, a la vez que valoró el atrevimiento de los organizadores de este ciclo que, de enero a julio, han invitado a las localidades de Cádiz, San Fernando y Chiclana a destacadas personalidades de distintos ámbitos de la sociedad para hablar de la fe.