jueves, 6 de junio de 2013

Luis Santamaría: «Hay un caldo de cultivo social que abre puertas al mundo oscuro»

El sacerdote Luis Santamaría, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), ahondó en el mundo de las sectas y el fin del mundo en el foro cultural del periódico La Opinión-El Correo de Zamora, donde presentó su último libro relacionado con ambas cuestiones el pasado 4 de junio. Lo entrevista en dicho medio la redactora Natalia Sánchez.

-¿Cómo nació su trabajo «Entre las sectas y el fin del mundo. Una noche que murmura esperanzas»?

-Surge como una manera de recopilar los artículos que he escrito para responder a consultas o a temas de actualidad sobre sectas y sobre la nueva religiosidad, una serie de movimientos religiosos y corrientes espirituales que surgen en la época moderna como una reacción a las religiones establecidas y como una propuesta alternativa para el ser humano. Abordo las sectas clásicas como los Testigos de Jehová, un movimiento milenarista surgido en Estados Unidos que se autodenomina cristiano pero que no son reconocidos como tales porque niegan la divinidad de Cristo y la trinidad de Dios.

-Se ha dicho que se infiltraron en la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid.

-Yo tuve la experiencia de que los Testigos, como alguna otra secta, estuvieron entre los casi dos millones de peregrinos que fueron a Madrid e incluso me han facilitado un documento que habían trabajado 400 jóvenes Testigos de la Comunidad de Madrid para mantener una conversación normal con los jóvenes católicos que habíamos ido a ver al papa porque tenían un objetivo proselitista. Era algo estratégico y se presentaban también como cristianos y facilitaban sus revistas. Esta práctica demuestra el camaleonismo con el que muchos de estos grupos sectarios se presentan para ser más atrayentes. Creo que un indicio para identificar a estos colectivos es que exponen cosas muy positivas que el receptor quiera o necesite oír, otro indicio es ofrecer respuestas muy simples que abarcan todas las debilidades del sujeto.

-En la situación actual ¿las sectas tienen un mayor campo de trabajo?

-Sí, la crisis ha provocado que las sectas tengan un público mayor. Así lo he podido constatar en las convocatorias de actos convocados por grupos sectarios que antes en Zamora atraían a un número escaso de personas y que ahora, en un primer contacto, acuden más personas aunque ignoro cuántas prosiguen. Además de Testigos en Zamora están asentados dos grupos de carácter esotérico, los gnósticos y maitreya.

-El nuevo papa ¿qué opina del fenómeno sectario?

-No ha hablado directamente, pero yo he rastreado lo que había escrito sobre el tema mientras que fue arzobispo de Buenos Aires y sigue la tónica de Benedicto XVI, que es la común en el magisterio de la Iglesia, que interpreta a las sectas como un desafío y como algo que tiene que llevar a la Iglesia Católica a una autocrítica para analizar por qué la oferta de Jesucristo, que da la verdadera felicidad, no encuentra una respuesta entre algunas personas y por qué hay católicos que se van a las sectas.

-También ahonda en el esoterismo. ¿Qué falsos mitos hay asociados?

-La existencia de una energía universal que puede ser canalizada y que lo presentan como algo científico cuando la ciencia no demuestra nada, pues en realidad es algo a caballo entre lo mágico y lo supersticioso. También se desconocen el peligro que puede conllevar las prácticas del espiritismo para quien lo practica porque implica unos riesgos psicológicos, de fraude pues las personas puedan verse engañadas económicamente o bien que, desde el punto de vista de la fe cristiana, se abre la puerta a realidades sobrenaturales que no podemos controlar por lo que podemos hablar a la acción del maligno.

-Recientemente se ha sabido que la Archidiócesis de Madrid ha nombrado a ocho exorcistas. ¿Han aumentado el número de posesiones?

-Es un nombramiento que se había producido hace ya tiempo y no ha tenido lugar tal y como ha trascendido. Existen sacerdotes exorcistas para tratan temas de posibles posesiones. Según ellos se producen más casos por la descristianización, la difusión del ocultismo, el dejar atrás la práctica religiosa? Se está creando un caldo de cultivo social y cultural y las personas están abriendo puertas al mundo oscuro que creo que traerá como consecuencias que las personas dejen de poner su confianza en Dios y en lo trascendente para ponerlo en fuerzas antihumanas y que puede poner a los hombres en contra, como sucedió con el nazismo que, además de basarse en teorías racistas, tenía con fuerte componente esotérico. Es un culto del yo y al final la persona está por encima de su semejante.

-¿Por qué fallaron las profecías de los mayas?

-Los anuncios del fin del mundo o las profecías de los mayas atemorizan a mucha gente y es un ámbito que aprovechan algunas sectas. Los mayas no habían profetizado nada para el 21 de diciembre y no fallaron sino que videntes y supuestos profetas o gurús y las sectas lo aprovechan para vender libros, hacer negocio o bien captar adeptos.

Perfil del autor

Zamora, 1982. Sacerdote de la Diócesis de Zamora, es párroco de nueve comunidades rurales y delegado diocesano de Medios de Comunicación. Licenciado en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca, es miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas, de la Sociedad Española de Ciencias de las Religiones y de la American Academy of Religion. Es consultor de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española. Anteriormente ha publicado ¿Qué ves en la noche? y Los otros creyentes. El hecho religioso no católico en la provincia de Zamora. Hace unos meses editó el libro Los testigos de Jehová. Una guía para católicos, escrito por el sacerdote zamorano Teodoro García González.

1 comentario:

jared hernandez luna dijo...

tu estas encotra de los santos de los ultimos dias yo no estoy encontra de ustedes yo no hablo mal de ustedes asi que respetanos. !!!POR FAVOR¡¡¡