lunes, 5 de diciembre de 2016

Que no te engañen los mormones en Navidad



Está circulando por los móviles e Internet el siguiente video. 

Parece cristiano pero no lo es. Es de los mormones, que son un secta que se hace pasar por cristiana. 

Pocos cristianos se podrán dar cuenta. Algunos sí distinguirán el templo mormón del segundo 7, al inicio. Luego están otros aspectos de estilo ético, familiar, o la misma edición de las imágenes del video, tan típicamente suya, al menos para los que hemos visto algo más de 100 videos de la secta de Joseph Smith.


Recomendamos varios audios del programa "Conoce las sectas" de Radio María España, para que "abras los ojos" a la verdadera luz de Jesucristo, el de verdad: 




1 comentario:

Marcelo Ponciano-Silva dijo...

No creo demasiado mal llamada La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a "secta". Como leemos en Hechos 28:22, las palabras del Apóstol Pablo muestran que desde sus inicios, la iglesia de Cristo es llamado "secta" y perseguido por muchas otras denominaciones. Por eso siempre digo que esto es sólo otra señal de que "La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días" es la iglesia original fundada por Jesucristo y que a causa de la apostasía que surge de la Iglesia después de la muerte de todos sus Apóstoles, prophesized por el mismo Apóstol Pablo (. 2 Tim 2:18), tuvo que ser restaurado en los últimos días (2 Tes. 2: 3), antes de la segunda venida de Cristo.

Ahora, lo que me intriga es: "Como un hombre que se hace llamar cristiano es capaz de atacar a otras denominaciones?"
No hay registro bíblico que muestra a Cristo criticar otras religiones que existían en ese momento !! Por el contrario !!! Cristo criticado miembros de otra denominación que no se aplicaban o vivía lo que enseñaba en las sinagogas (Mateo 12: 34-37) (Mateo 7: 21-23) !!!

Así como Cristo amó a su Iglesia (Efesios 5:25), tengo seguir su ejemplo, también amo la Iglesia original de Jesucristo, restaurada en estos últimos días para preparar la tierra para la segunda venida de Cristo y la construcción del Reino de Dios en la tierra.

También estoy agradecido por todas las religiones del mundo en el que, cada una en un nivel diferente de experiencia, ayuda al ser humano a buscar el Ser Supremo, nuestro Padre Celestial, el Dios único con muchos nombres, pero con un propósito de llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre.