viernes, 22 de noviembre de 2013

La Conferencia Episcopal Francesa remodela su organismo sobre sectas

En un comunicado hecho público la semana pasada, la Conferencia de Obispos de Francia informa sobre la reorganización de su institución dedicada al fenómeno sectario, llamada “Pastoral, nuevas creencias y derivas sectarias”. En resumen, se divide este servicio eclesial en tres organismos muy definidos. Reproducimos a continuación el comunicado, traducido por la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES).

Conferencia de Obispos de Francia - 12 de noviembre de 2013
Comunicado de prensa

Reorganización de la coordinación “Pastoral, nuevas creencias y derivas sectarias

Con el objetivo de una mejor legibilidad y una mayor eficiencia, los obispos de Francia han reorganizado a nivel nacional la coordinación “Pastoral, nuevas creencias y derivas sectarias” (PNCDS) en tres órganos pastorales distintos.

1.- El Observatorio de las “Nuevas creencias”

Las manifestaciones contemporáneas de la vida espiritual y la búsqueda de sentido son muchas y diversas. El Concilio Vaticano II en su documento Nostra aetate llama a la Iglesia católica a no rechazar nada de lo que es verdadero y santo en estas expresiones y a considerarlas con respeto y desde el diálogo.

Para ello, sigue siendo necesario conocer, comprender, encontrar… ¿Cuáles son las creencias de nuestros contemporáneos? ¿Cuáles son las motivaciones? ¿Cuáles son los “destellos de la verdad” que pueden aportar? El Observatorio ayudará a este conocimiento y a este encuentro, y favorecerá una actualización de la pastoral.

2.- La Oficina de “derivas sectarias”

El fenómeno sectario es particularmente activo en este momento de crisis y de cambio. Y algunos se enfrentan a algunas propuestas desviadas que pueden tener graves consecuencias para la existencia. Sin embargo, las patologías de “creer” pueden deslizarse también hasta las comunidades católicas.

La oficina tiene por función seguir estos abusos en sus manifestaciones actuales con el fin de atraer la atención y responder a las preguntas de los Obispos, con el objetivo de poner fin a estas conductas nocivas.

La Oficina preparará un folleto que debe darse a las “víctimas” para recordarles sus derechos e indicarles cuáles son los procedimientos que pueden utilizar tanto desde el punto de vista canónico como desde el civil.

3.- La Misión “Escucha de las víctimas”

En algunos casos, las víctimas de las derivas sectarias en la Iglesia deben ser escuchadas por un representante de la Iglesia, es decir, un obispo designado para esta misión. Será designado ya sea por los obispos o por la Secretaría de la Conferencia de Obispos de Francia o por la Oficina de “Derivas sectarias” o por los delegados diocesanos de la PNCDS.

Se tendrá en cuenta, con los obispos concernidos, el seguimiento de esta acogida según las situaciones.

La reorganización a nivel nacional no afecta a la misión de los delegados diocesanos. De hecho, en cada diócesis el delegado sigue encargado de preocuparse por las nuevas creencias y las derivas sectarias, vinculados respectivamente con el Observatorio y la Oficina.

Mons. Michel Dubost
Obispo de Evry

Presidente del Consejo para las relaciones Interreligiosas y las nuevas corrientes religiosas
(Asamblea Plenaria de los Obispos de Francia, noviembre de 2013)